Xosé María Gómez Vilabella


 Currículum

A Gómez Vilabella lo definió el ilustre Manuel María en el prólogo que le hizo para su libro '¿Pódese pasar?' como 'un milmañas'. Con sólo los estudios de Primaria trabajó dos años como maestro e hizo zuecas. Estuvo tres años de mecanógrafo en el Consejo Supremo de Justicia Militar, aprovechados para preparar oposiciones de Banca. El general Martínez Campos (hijo), entonces presidente de la Real Academia de la Historia, le dio el carné de investigador nº 6, que le permitió desempolvar atados en el A.H.N., de los que tiró sacó, a los 21 años, su libro 'Castroverde. Bosquejo Histórico Geográfico'. Desde entonces no paró de trabajar, de estudiar y de publicar. Los estudios, por nocturno, por libre y por la UNED.
A los 26 años era director de la sucursal del Banco Exterior de España en Sidi Ifni. Incorporado al 'Batallón de la gabardina', como somatenista, participó en la defensa del Banco en la guerra de 1957/58, y fue condecorado por el Ejército. En el Banco Exterior estuvo destinado, posteriormente, en Aaiún, en Gijón y en A Coruña, donde se retiró. En A Coruña tuvo una asesoría fiscal.

 Obras realizadas

PUBLICACIONES:
'Castroverde', 'Juventud Bancaria', 'Cacería de ciclóstomos en Ifni', 'Historias Intra da Bisbarra Castroverde, Pol e Baleira', '¿Pódese pasar?', 'De mámoas e talaiots', 'Aqueles mestres', 'As feiras de Castroverde no século XX' y 'Se eu mandase, ¡ai daquela!', obra de teatro estrenada por los jubilados de Pol. Además es autor de artículos y series en varios medios: El Progreso, ADIALA del C. Galego de Mallorca, etc…
Colabora asiduamente en el cuaderno de bitácora www.amigosdopatrimoniodecastroverde.blogspot.com . En el suyo propio, www.josemariagomezvilabella.blogspot.com , salen dos libros de tema africano, 'Ifnada' y 'Operación: Cuñada', en castellano. En el de publicaciones en gallego se entra por www.gomezvilabella.blogspot.com . Conferencias, pregones, 'cicerone' en la bisbarra de Castroverde, etc…

 Otros datos de interés

Cuando se cansa del ordenador se va a su finca de Montecubeiro, donde está logrando un auténtico jardín botánico.